Se puede contar una historia con imágenes. Las emociones, las inquietudes, los mejores momentos de tu vida.

Las fotografías son la memoria que te ayuda a recordar aquellos instantes que te hicieron tan feliz, nos devuelven aquellos recuerdos, sentimientos. Nos esbozan esa sonrisa que nos hace revivir, recordar y poder compartir aquellos momentos que ya casi teníamos olvidados.

La fotografía ha ido cambiando durante los tiempos, desde el cliché hasta las cámaras digitales, pero, al final del recorrido, se trata de capturar la esencia para poder revivir, recordar y compartir con las personas que queremos.

El compromiso, la perfección por los detalles, estar ahí en el justo momento y poder documentar tus recuerdos y necesidades para que los tengas siempre contigo.

Mi estudio, 5oo millones km2 los mejores escenarios son los que nos rodean. Me encanta caminar y caminar y encontrar localizaciones para plasmar los mejores momentos. Desde una cala en un litoral hasta una casa abandonada en medio del monte.

Me gusta utilizar todas las herramientas posibles. Desde mi vieja cámara analógica de carrete tanto cámaras digitales de alta resolución, hasta drones, para dar un enfoque y una perspectiva diferentes.Y, como no, los elementos esenciales: la emoción, el tiempo, y la luz…